Enfoque al Séptimo Arte: ‘Las tres muertes de Marisela Escobedo’

Enfoque Noticias
  • México.- Marisela Escobedo murió tres veces. La primera en 2008, cuando mataron a Rubí Marisol Frayre, su hija de 16 años. Asesinada por su novio, Sergio Rafael Barraza, Rubí fuye una de cientos de adolescentes que matan cada año en Ciudad Juárez, ciudad fronteriza con Estados Unidos, conocida en todo el mundo por la ola de feminicidios que había ahí desde los años 90 y que ahora se expande por el resto del país. La segunda vez que Marisol murió fue cuando, en un veredicto incomprensible, la justicia absolvió al asesino de Rubí. La tercera fue su propia muerte, en 2010, cuando recibió un balazo en la cabeza mientras exigía justicia frente al palacio de Gobierno de Chihuahua. Llevaba durmiendo ahí nueve días, con pancartas que protestaban la impunidad frente al caso de Rubí. Los asesinatos, tanto el de la hija, como el de la madre, quedaron impunes.

    La luz en medio de la tragedia que es el documental dirigido por Carlos Pérez-Osorio, es la figura de Marisela Escobedo: la madre que da su vida por encontrarle un sentido a la muerte de su hija. A través de la voz de Marisela, sus hijos, su hermana y gente cercana a ella, se cuenta la historia de su familia. Marisela camina kilómetros para protestar, recorre México para que se conozca su historia de impunidad, y, frente a la ineptitud de las autoridades, investiga y encuentra al asesino sin ayuda… pero sobre todo, se convierte en un símbolo feminista: Alienta a otras madres de adolescentes asesinadas o desaparecidas a protestar y hace énfasis en la problemática de la violencia de género, cuando apenas se escuchaba la palabra “feminicidio”.

    “Quisiera que la muerte de mi hija no fuera en vano”, dice Marisela en el documental. “Quisiera que el feminicidio de mi hija fuera el último en el país”. Lamentablemente, el deseo de Marisela no se cumplió, pues doce años después del asesinato de su hija, la historia de su familia es, lamentablemente, actual. 

    SC/ 

Categoria: