Enfoque al Séptimo Arte: Judas y el Mesías negro, un intenso thriller que critica el terrorismo de estado

Martín Carmona
  • México.- Hay ocasiones en las que se aclaman película o series de televisión porque parten de un casi real tan potente que parece que con eso sea suficiente para decir que son necesarias e imprescindibles. En lo primero puedo estar de acuerdo para ayudar a dar una mayor difusión a una historia, pero en lo segundo hay que hacer muchos más méritos para ganarse esa calificación. De hecho, muchas veces son obras bastante prescindibles que no van mucho más allá de ser una especie de versión filmada de la Wikipedia.

    Con 'Judas y el Mesías negro', una de las ocho aspirantes a hacerse con el próximo Óscar a la mejor película que a España llega de forma directa a varias plataformas digitales, temía que sucediera algo así, ya que todo lo relacionado con el asesinato de uno de los líderes del Partido Pantera Negra podía haber sido perfectamente una cinta oportunista o un simple biopic al uso. Por suerte, el largometraje de Shaka King no es nada de eso, ya que estamos ante un intenso thriller que sabe muy bien cómo ir repartiendo el peso de la historia entre sus dos protagonistas.

    'Judas y el Mesías negro' cuenta la historia de cómo William O'Neal, un criminal de poco monta, se infiltra en los Pantera Negra de Illinois para conseguir la caída de su líder, el carismático Fred Hampton. Una historia de traición que perfectamente se podría haber vendido como la de un hombre que traiciona a los suyos para no acabar en la cárcel, pero la primera clave de todo está en los matices con los que el guion, firmado por el propio King junto a Will Benson, da de una mayor profundidad al relato.

    Por un lado tenemos a O'Neal, cuya (relativamente) cómoda posición moral va desquebrajándose a medida que va conociendo realmente lo que sucede. Esa ambivalencia es algo que el actor Lakeith Stanfield sabe reflejar muy bien a través de su interpretación, percibiéndose desde en detalles tan mínimos como su mirada hasta en los aspectos más físicos, primero transmitiendo cierto descaro y chulería para luego darle un enfoque más rígido, sin saber muy bien qué es lo que va a hacer.

    La película gana mucho al no ofrecer una visión facilona del personaje, pues en otras películas similares se hubiese incidido en su faceta más negativa para buscar una mayor diferenciación entre héroe y villano en la historia. Aquí esa función recae más sobre el FBI, perfilándose además con acierto que ese rol de malos de la película va ganando importancia a medida que vayan subiendo posiciones en el escalafón, algo que además también se refleja muy bien en la evolución del personaje de Jesse Plemons, un seguro de vida que cuenta con el personaje más interesante de la función sin contar a sus dos protagonistas.

    SC/ 

Categoria: