*

Crecimiento económico moderado en México este año, con muchos riesgos a la baja alerta experta

Adriana Pérez Cañedo
  • México.- En entrevista con Enfoque, Gabriela Siller, Directora de Análisis Económico y Financiero de Banco BASE, explicó que el peso es la moneda más liquida de toda Latinoamérica, muy susceptible a lo que suceda de manera interna, pero sobre todo a los eventos externos y han habido cosas que modificaron el tipo de cambio, por ejemplo la virtual candidatura de Donald Trump, provocó las depreciaciones aceleradas y que la FED decida no congelar su producción ni poner una cuota, además del dato previo del empleo en Estados Unidos, ha provocado que el tipo de cambio suba de la barrera psicológica  de los 18.60 con alta probabilidad de que siga subiendo cuando se difundan las cifras de desempleo en Estados Unidos.

    Este tipo de cambio, aclaró, no obedece a los fundamentales económicos de México, donde hay un crecimiento moderado, pero hay una mayor volatilidad cambiaria por eventos internacionales como el dato del empleo que se considera un insumo para la especulación en torno a la política monetaria de la Reserva Federal, donde se dice que el 15 de junio podría de nuevo incrementar su tasa de referencia.

    Apenas, siguió, inicia junio ha habido muchas noticias económicas y faltan más, si la FED sube sus tasas de interés, seguramente Banco de México hará lo mismo, además está el referéndum del Reino Unido, donde se votará si se quedan o no en la Unión Europea, todo ello afecta a las divisas y el peso es muy sensible.  

    Las depreciaciones del peso, reconoció, son un riesgo latente porque impactan a la inflación y por ello seguramente el Banxico seguirá subiendo su tasa de referencias para evitar el efecto de traspaso a la inflación, además el crecimiento económico le afecta a la incertidumbre, a la parte de la inversión fija, que hace que se contraiga.

    Descartó estar cerca de una situación de crisis, ni mucho menos, pero a nivel internacional, dijo, los ojos están puestos en México porque el mes pasado Moodys nos puso en perspectiva negativa, con posibilidades de reducir la calificación crediticia, lo que podría provocar una salida de capitales y mayores ajustes en el tipo de cambio con sus consecuencias sobre crecimiento, inflación y otras variables.      

Categoria: