El Liverpool evita un incendio en Anfield

Enfoque Noticias
  •  Con menos épica que hace dieciséis años en Estambul, pero con parecidas dosis de locura, el Liverpool remontó el partido ante el Milan para empezar con un triunfo su andadura en esta Liga de Campeones (3-2).

    Los 'Reds', que pasaron del 1-0 al 1-2, tras el gol de Tomori en propia puerta y un penalti fallado por Mohamed Slaha, en 180 segundos locos antes del descanso, enjaularon los tres puntos en la segunda mitad, cuando Salah y Henderson hicieron justicia en Anfield.

    El gran partido de la noche del miércoles comenzó muy desnivelado, con el empuje de un público que volvía a escuchar la música de la 'Champions' en Anfield año y medio después, desde que el Atlético de Madrid les eliminara hace dos ediciones.

    El Liverpool, mucho más equipo que el Milan, arrasó a los italianos durante media hora. Los maniató mostrando una superioridad insultante para lo que antaño fue un clásico del fútbol europeo. Trent Alexander-Arnold hizo la primera herida. Una pared por LA banda derecha con Salah que culminó con un centro que rebotó en Tomori y pasó por encima de Maignan.

    Se avecinaba goleada y el Liverpool avistó el segundo cuando Bennacer rozó un disparo de Robertson con la mano. El colegiado señaló el punto de penalti y Salah se estampó. Demasiada potencia y poca colocación para el egipcio, que disparó demasiado centrado y se encontró con Maignan. Tampoco pudo Robertson en plancha al rechace.