*

Ocho de cada 10 decesos por influenza ocurrieron por no vacunarse: SSa

Xochitl López Barrón, reportera
SSa

Foto: Xóchitl López Barrón 

  • México.- El 75 por ciento de las  285 defunciones que se han registrado en esta temporada invernal 2016-2017 fueron por influenza AH1N1 y 8 de cada 10 no se vacunó , informó la Secretaria de Salud Federal.

    En conferencia de prensa, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, el doctor Pablo Kuri Morales aseguró que estamos a una semana de que concluya la temporada de frio la cual cerrará con menos de la mitad de los casos y las defunciones que se registraron la temporada pasada (2015-2016).En lo que va de la temporada se han registrado tres mil 705 casos, mientras que a la misma fecha de 2015-2016 eran ocho mil 548 casos.

    Por su parte, el titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), Julio Sánchez y Tépoz aseguró qué hay abasto suficiente del medicamento Oseltamivir , que se receta para el tratamiento de la Influenza , y explicó que ante la baja en los caos hasta el momento no ha habido demanda de éste medicamento  en las farmacias del país.

    Por su parte, el director general de Epidemiología, Cuitláhuac Ruiz Matus, dijo que ya se inició el descenso de casos para dar salida a la temporada. 

    De las más de 32 millones de dosis del biológico destinadas a esta temporada para la campaña de prevención de la influenza se ha vacunado a casi 29 millones de personas, con un avance del 90 por ciento.

    Durante el 2017 el Centro de Atención de COFEPRIS ha atendido 241 llamadas, con la finalidad de orientar a la población sobre las farmacias que tienen abasto de oseltamivir.

    Para disminuir el riesgo de contraer enfermedades respiratorias e influenza, se aconseja las siguientes medidas preventivas:

    Higiene personal y saneamiento (lavado de manos, estornudo de etiqueta, no escupir, no tocarse la cara con las manos sucias, limpieza y desinfección de superficies y objetos de uso común).

    Uso de ropa adecuada (ropa térmica, gorro, guantes, bufanda y calcetines gruesos).

    Evitar la exposición a cambios bruscos de temperatura y corrientes de aire.

    Consumo de alimentos y complementos altos en vitamina C y D (frutas y verduras), así como abundantes líquidos (agua natural).

    Identificación temprana de síntomas respiratorios (fiebre mayor a 38° C, dolor de cabeza y de garganta, escurrimiento nasal.)

    Acudir al médico ante la presencia de síntomas respiratorios y evitar auto medicarse.

Categoria: