*

Obesidad en niños y adolescentes se multiplicó por 10 en cuatro décadas

Enfoque Noticias
Notimex
  • Ginebra.- La obesidad en niños y adolescentes, entre los cinco y 19 años de edad, se multiplicó por 10 en el mundo en las últimas cuatro décadas, reveló hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el marco del Día Mundial de la Obesidad.

    La máxima institución sanitaria global dio a cononocer este miércoles los resultados de un nuevo estudio, realizado conjuntamente con el Imperial College de Londres, en el que precisó que 124 millones de niños y adolescentes en el mundo tiene problemas con su peso.

    "Si se mantienen las tendencias actuales, en 2022 habrá más población infantil y adolescente con obesidad moderada o grave", destacó la OMS en un comunicado para dara a conocer los resultados de la investigación.

    En el estudio, publicado en la revista The Lancet por el Día Mundial de la Obesidad, que se celebra el 11 de octubre, se analizaron el peso y la talla de cerca de 130 millones de individuos, 31.5 millones de edades comprendidas entre los cinco y los 19 años y 97.4 millones de 20 años más.

    Dichas cifras convierten al estudio epidemiológico en el que ha incluido al mayor número de personas, además de que más de mil colaboradores participaron en su elaboración y analisis de la evolución del índice de masa corporal y la obesidad desde 1975 hasta 2016.

    De acuerdo con los resultados, la tasas mundiales de obesidad de la población infantil y adolescente aumentaron desde menos de 1.0 por ciento (correspondiente a cinco millones de niñas y seis millones de niños) en 1975 hasta casi un 6.0 por ciento en las niñas (50 millones) y cerca de 8.0 por ciento en niños (74 millones) en 2016.

    "Estas cifras muestran que, conjuntamente, el número de individuos obesos de entre cinco y 19 años de edad se multiplicó por 10 a nivel mundial, pasando de los 11 millones de 1975 a los 124 millones de 2016", destacó la OMS.

    Además, el estudio reveló que 213 millones de niños y adolescentes en el mundo presentaban sobrepeso en 2016, aunque no llegaban aún al umbral de obesidad.

    Majid Ezzati, catedrático de la Facultad de Salud Pública del Imperial College de Londres y autor principal del estudio, señaló que en los últimos cuatro decenios, las tasas de obesidad en la población infantil y adolescente se han disparado en todo el mundo, y continúan haciéndolo en los países de ingresos medianos y bajos.

    "Por lo que respecta a los países de ingresos altos, estas tasas se han estancado en años recientes pero se continúan manteniendo a niveles inaceptables", agregó el experto.

    Estas preocupantes tendencias, abundó, reflejan el impacto de las políticas y la comercialización de alimentos en todo el mundo, que han hecho que los alimentos saludables y nutritivos sean demasiado caros para las familias y las comunidades desfavorecidas.

    "Si la tendencia actual no varía, toda una generación de niños y adolescentes crecerá con la carga de la obesidad y tendrá un riesgo más elevado de sufrir enfermedades, como la diabetes. Es preciso encontrar soluciones para que, tanto en los hogares como en escuelas, las familias y las comunidades desfavorecidas puedan acceder a alimentos saludables y nutritivos", indicó.

Categoria: