*

Morena impulsará reformas que protejan derechos humanos de hijos de mujeres en centros de reclusión

Enfoque Noticias
Sergio Perdomo
  • México.- Con el fin de proteger los derechos humanos de las niñas, niños, adolescentes y mujeres que se encuentren en condiciones de reclusión, se impulsarán reformas legislativas que incidan en la protección y defensa de sus garantías, informó la diputada Graciela Zavaleta Sánchez.

    La integrante del Grupo Parlamentario de Morena presentó una propuesta que buscará legislar en beneficio de este sector vulnerable, en materia de protección de sus derechos humanos, para de esta manera extender la justicia y con equidad sus derechos sin condiciones.

    “Exigir el respeto a los derechos de las madres internas, así como el de sus hijos para permitir adecuados procedimientos de ingreso, permanencia o egreso temporal, o definitivo de las hijas e hijos que viven con sus madres privadas de la libertad en centro penitenciarios federales y estatales”, subrayó. 

    Zavaleta Sánchez detalló que los derechos humanos no pueden restringirse o limitarse, especialmente en la protección de los menores de edad nacidos en centros de reclusión y de readaptación social; además de la atención de las madres reclusas, ya que dicha situación jurídica no debe limitar sus derechos.

    El reclamo es por el derecho a recibir adecuadas atenciones físicas y psicológicas para niños y niñas, hijos de madres internas, y para que las entidades de gobierno competentes se encarguen de otorgar suficientes recursos para el desarrollo de los menores, reiteró la diputada. 

    A la par, la diputada federal exhortó enérgicamente a las autoridades competentes para que redoblen esfuerzos para que se respeten todos los derechos de los menores en los centros de readaptación, ya que “ellos han sido la niñez invisible”, pero aseguró que ya no pasará desapercibida para la actual Legislatura. 

    Argumentó que los ambientes penitenciarios no son seguros y llegan a ser adversos a las condiciones que se requieren para atender, bajo la ley los derechos humanos, a los infantes que conviven con sus madres dentro de las cárceles.

    Sostuvo que los derechos y protección de infantes y sus madres requieren de atención inmediata ya que “la cárcel no es un lugar apropiado para que una madre pueda gestar a su bebé y mucho menos convivir con él una vez nacido”.

    “En la cárcel hay malas condiciones de seguridad e higiene, existen frecuentes transgresiones a  la intimidad, el aislamiento en los pabellones es notorio, además de la violencia la que se ven expuestas las internas”, lamentó.

     

Categoria: