*

Luces rojas este 17 de abril para conmemorar el Día Mundial de la Hemofilia

Enfoque Noticias
NTMX
  • México.- Sangrados frecuentes de nariz, moretones en rodillas, codos o articulaciones pueden ser síntomas de hemofilia, una enfermedad que no es prevenible y requiere de atención oportuna para evitar hemorragias severas que pueden provocar la muerte.

    Este 17 de abril se conmemora el Día Mundial de la Hemofilia, y por tercer año consecutivo, la iniciativa para crear conciencia entre la población sobre este padecimiento incurable es "¡Iluminarse de rojo!".

    De acuerdo con la Federación Mundial de Hemofilia, durante los últimos tres años, dicha iniciativa ha crecido hasta incorporar más de 40 monumentos en el mundo, los cuales se iluminan de rojo durante esa fecha.

    La hemofilia es una enfermedad que se transmite de madres portadoras a hijos varones, y se caracteriza por una deficiencia genética en el cromosoma X, que impide la correcta coagulación de la sangre.

    La manifestación clínica más frecuente es la hemartrosis, que es un sangrado intraarticular que afecta especialmente a las articulaciones de un solo eje como la rodilla, el codo o el tobillo.

    De acuerdo con la Secretaría de Salud, en México se tienen acreditados 38 establecimientos médicos para la atención de pacientes con hemofilia en 24 estados del país.

    La enfermedad tiene una prevalencia de uno por cada 10 mil nacimientos a nivel mundial, y en el Sistema Nacional de Salud se tienen registrados unos cinco mil casos, detalló la dependencia federal.

    Además, 80 por ciento de los pacientes tiene antecedentes familiares con la enfermedad, aunque también pueden presentarse casos de personas que la desarrollan de manera espontánea.

    Por ello, es recomendable que las madres de familia observen si sus hijos al sangrar presentan moretones en rodillas, codos y articulaciones, y si es el caso, llevarlos al médico para su atención oportuna.

    La enfermedad, que se ha clasificado en tres grados, leve, por golpes directos; moderada, sangrados mayores a los habituales, y severa, cuando las hemorragias ocurren de manera espontánea, puede ocasionar discapacidad física, limitaciones funcionales y atrofia muscular, que comprometen la calidad de vida de los pacientes.

    El sector salud consideró necesario que los enfermos reciban tratamiento oportuno y tengan acceso a los medicamentos que repongan la deficiencia del factor que permite la coagulación y evita las hemorragias que podrían ser mortales. 

Categoria: