*

Joan Manuel Serrat dice que escribe sin límites en edad, sexo, raza o religión

Enfoque Noticias
NTMX
  • México.- El cantautor español Joan Manuel Serrat, uno de los más reconocidos a nivel mundial, dijo que al momento de escribir no tiene límites, lo hace pensando en todo tipo de personas.

    “Yo escribo en todo rumbo, no tengo ninguna limitación en cuanto a edad, sexo, color de piel o religión”, expresó cuando se le cuestionó por qué cree que los jóvenes se identifican con su filosofía.

    El intérprete de temas como “Cantares” y “Mediterráneo”, entre otros, apadrinó la develación de placa por 200 representaciones del musical “El hombre de la Mancha”.

    En breve charla con la prensa de este país, habló de la investidura Doctor Honoris causa que la Universidad de Lérida le hará el 24 de mayo próximo en España.

    “Afortunadamente, la canción se acerca al mundo universitario en este tipo de acontecimientos. Yo estoy muy agradecido desde el primero y hasta el último de los premios que he recibido porque gracias a ellos toda mi carrera musical ha tenido un gran empuje. Los he agradecido siempre y mucho”.

    Serrat también ha sido investido por cuatro universidades de México, dos de Argentina y tres de España.

    “Hasta de facultades de Química me buscan. Yo creo que la forma de pensar de la gente se hace a partir de muchas cuestiones”, comentó el artista de 73 años.

    “Es muy importante la enseñanza porque ayuda mucho a que una mujer y un hombre tengan bases firmes para poder colocar su conocimiento, su pensamiento y su visión del presente y del futuro”, apuntó.

    Previo a la develación de placa, Tina Galindo, una de las productoras de la obra, lo presentó como “El Quijote de la música y de la libertad”.

    Tras ser recibido con una larga ovación de parte del público, Joan Manuel Serrat dijo que no pensaba tener tan pronto un micrófono en las manos, pues hace unos días concluyó la serie de conciertos del espectáculo “El gusto es nuestro 20 años”, que ofreció al lado de Ana Belén, Víctor Manuel y Miguel Ríos.

    “Pensé que ya habían mandado todo el equipo a casa”, bromeó para luego comentar que en 1968 tuvo la fortuna de ver el estreno de “El hombre de la Mancha” en Londres, Inglaterra.

    “Luego vi la versión de Jacques Brel en París, como en 1973; más tarde la de Pepe Sacristán y Paloma San Basilio, y este es el cuarto montaje que tengo el placer de ver.

    “Es una obra maravillosa y sumamente emocionante. Ha sido una noche magnífica que he podido compartir con ustedes, con todo el entusiasmo que desparraman junto a este Hombre de la Mancha mexicano (Benny Ibarra)”, destacó.

Categoria: