*

Hígado graso podría diagnosticarse con prueba de sangre

Enfoque Noticias
Notimex
  • México.- Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollaron un nuevo método para diagnosticar hígado graso a partir de una muestra de sangre, en el que se identifican marcadores genéticos y serológicos.

    El hígado graso no alcohólico es una enfermedad hepática causada por la acumulación de grasa en el hígado y aunque en México no existen estadísticas, se considera que esta afección crece a la par de la obesidad y la diabetes.

    De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, los padecimientos hepáticos se encuentran dentro de las 10 primeras causas de enfermedad y muerte en los mexicanos;

    En tanto, el Comité Científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática informa que el hígado graso, que generalmente no tiene síntomas y puede presentarse en adultos y en niños, es originado principalmente por la obesidad por la acumulación de grasa dentro de las células de ese órgano.

    Investigadores de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán trabajan en un método para diagnosticar el hígado graso no alcohólico (NAFLD, por sus siglas en inglés).

    Así como la otra forma de hígado graso: la esteatohepatitis no alcohólica o NASH (nonalcoholic steatohepatitis), en la que, además de acumular grasa en las células funcionales del hígado o hepatocitos, principalmente triglicéridos, hay inflamación y lesión en estas células.

    Salvador Fonseca Coronado, del Laboratorio Inmunología de Enfermedades Infecciosas de la Unidad de Investigación Multidisciplinaria de la entidad universitaria, explicó que se busca identificar en los pacientes un polimorfismo genético que permita diferenciar entre los que tienen NASH y los que tienen NAFLD.

    Explicó que en la actualidad la única forma de diagnóstico es una biopsia hepática, procedimiento invasivo que en ocasiones no es muy preciso.

    Para detectar los polimorfismos, a partir de una muestra de sangre del paciente se identifican marcadores tanto genéticos como serológicos, con los que se establece si tiene NASH más diabetes, sobrepeso o algún grado de obesidad mórbida.

    Refirió que NASH es una forma agresiva de esteatosis hepática no alcohólica, en la que además de la acumulación de grasa, hay necrosis, inflamación y fibrosis, lo cual lleva a cirrosis hepática y cáncer de hígado

    El investigador señaló que en estos pacientes se debe distinguir entre los que sólo tienen hígado graso (NAFLD) y los que tienen hígado graso e inflamación (NASH), porque durante el proceso de inflamación hay destrucción de los hepatocitos y su sustitución por fibroblastos, lo cual da lugar a lo que se conoce como fibrosis.

Categoria: