*

Fray Carmelo, el perro con sotana que protegen los franciscanos de Bolivia

Enfoque Noticias
EFE
  • La Paz.- En el convento de los franciscanos en la ciudad boliviana de Cochabamba (centro) corretea a sus anchas desde hace unos meses "Fray Carmelo", un can de la raza Schnauzer que fue vestido igual que los frailes, a quienes suele acompañar en algunas actividades cotidianas, menos en la sala de las oraciones.

    "Fray Carmelo" llegó al convento hace cuatro meses, cuando una familia de la localidad cochabambina de Quillacollo lo obsequió al religioso polaco Kasper Kapron, quien es un amante de los animales y enseña Teología en la Universidad Católica Boliviana.

    "Nosotros, los franciscanos, estamos encantados con la protección de los animales y de la naturaleza, por eso todos cuidamos de Fray Carmelo", explicó a Efe Kapron, quien llegó a Bolivia hace seis años, procedente de su natal Polonia.

    El perro fue bautizado como Carmelo en honor a un párroco franciscano afincado también en Cochabamba que luchaba por la justicia y la paz, y que amaba la naturaleza como todos los frailes de la misma orden.

    Los hermanos del convento también llaman "Fray Bigotón" a su compañero canino por los singulares pelos grises y blancos que llevan en el hocico y que se asemejan a un mostacho.

Categoria: