*

Factores de estrés oxidativo reducen protección contra resfriados

Enfoque Noticias
Notimex
  • Amsterdam.- Una nueva investigación sugiere que la razón por la cual algunas personas se resfrían y otras no, aun en las mismas condiciones, se debe a que las células epiteliales de las vías respiratorias brindan mayor protección contra factores de estrés oxidativo, que contra los virus.

    Científicos de la Universidad de Yale, Estados Unidos, llevaron a cabo un estudio para comprender mejor la defensa antiviral de las vías respiratorias nasales y bronquiales humanas contra el rinovirus, que es la principal causa de los resfriados, las infecciones agudas y los ataques de asma.

    Aunque los seres humanos estamos expuestos al rinovirus en cualquier momento, con frecuencia las infecciones se eliminan de la mucosa nasal sin causar síntomas, gracias a la respuesta antiviral de las células epiteliales de la nariz. Sin embargo, no siempre resulta así.

    El equipo científico analizó dos mecanismos de defensa que las células en las vías respiratorias de una persona usan para protegerse de las amenazas, uno contra los virus, como el del resfriado común, y otro contra el "estrés oxidativo", que es el daño celular causado por virus y otros como el humo del cigarrillo o el polen.

    Para ello utilizaron células epiteliales de las vías respiratorias tanto nasales como bronquiales humanas primarias, cultivadas en vivo en Laboratorio, las cuales fueron extraídas de donantes sanos, y examinaron sus reacciones a la estimulación directa con rinovirus y factores de "estrés oxidativo".

    Sorprendentemente los investigadores encontraron que hay una compensación entre las dos defensas y es mayor la protección contra el estrés oxidativo. Es decir, este escudo antagoniza la respuesta al interferón antiviral, el cual actúa al impedir la entrada y proliferación de los virus.

    "Más protección contra el daño por 'estrés oxidativo' (causado por el humo del cigarrillo) significa menos protección contra invasores como el rinovirus", señalan los científicos de los departamentos de Medicina Interna, de Biología Molecular y Celular, de Química e Inmunobiología, de la Universidad de Yale.

Categoria: