*

Experto de la UNAM colabora en descubrimientos de materia orgánica ancestral en Marte

Enfoque Noticias
UNAM

Foto: UNAM 

  • México.- La misión del robot explorador Curiosity, que desde hace seis años recorre y toma muestras de la superficie marciana, descubrió materia orgánica ancestral en Marte.

    El trabajo Rafael Navarro González, investigador del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la UNAM y colaborador de la NASA, fue crucial para determinar que el equipo de análisis químicos SAM (siglas en inglés de Analizador de Muestras de Marte) estaba detectando realmente materia orgánica de origen marciano.

    Se trata de compuestos de hace tres mil millones de años, que se han preservado en rocas de barro llamadas lutitas, que sólo se forman en presencia de agua líquida, informó el astrobiólogo mexicano.

    En conferencia de medios en el auditorio Marcos Moshinsky, señaló que también encontraron fluctuaciones estacionales en la cantidad de metano de la atmósfera marciana, lo que podría indicar procesos geológicos activos presentes, y aún desconocidos.

    El metano es un bioindicador para la búsqueda de vida fuera de la Tierra, así que su presencia y las fluctuaciones en sus niveles podrían indicar la presencia de seres vivos, si se detecta junto con otros factores, aclaró.

    Acompañado de Miguel Alcubierre Moya, director del ICN, en una conferencia simultánea a la que realizó la NASA con estos resultados en Estados Unidos, Navarro comentó que ambos hallazgos científicos se publican hoy en la revista Science, en dos artículos de los cuales es coautor.

     

     

Categoria: