*

En noviembre, duelo entre Trump y Clinton por la presidencia de EU prevé experta

Adriana Pérez Cañedo
Enfoque
  • México.- En entrevista para Enfoque, Maika Bernard, corresponsal desde Washington, en colaboración especial, dijo que todo parece indicar que en noviembre el duelo será Trump-Clinton para la presidencia de Estados Unidos, tras la arrolladora victoria de Trump el martes en Indiana con 52.7 de los votos, tras lo cual Ted Cruz anunció su retirada de la contienda. 

    La pregunta, dijo, es cómo alguien por quien nadie habría apostado un peso hace unos meses, cuando anunció su candidatura, nunca fue elegido, nunca ejerció un cargo público en su vida haya podido despertar semejante entusiasmo popular, más allá de su espectacular manejo de redes sociales o su fama de empresario, supo llegarle a la gente de a pie, a la base de su partido que se siente traicionada, dejada de lado por las cúpulas de su partido.   

    Asistimos, destaco, a una reacción visceral contra un sistema que parece bloqueado desde que el partido republicano, con Cruz a la cabeza, empezó hace ocho años a bloquear sistemáticamente en el Congreso cualquier propuesta del presidente Obama, y en ese proceso dejaban que la política se volviera politiquería y dejaron de lado la resolución de los problemas más candentes y reales de la gente.

    Consideró que existen cicatrices muy profundas desde la crisis de 2008, además del grave estancamiento de los salarios, una desigualdad cada vez más visible, un deterioro de la infraestructura  del país, falta de integración de 11 millones de inmigrantes ilegales sin acceso a la educación, la sensación que tienen los americanos  de ser rechazados en todo el mundo, el miedo al terrorismo, en ese vacío llegó Trump, señaló, un hombre de fuera del sistema político cuyo lema es “hagamos a América grande de nuevo, recuperemos nuestro orgullo “, que suele hacer un lenguaje muy básico con el que se identifica el electorado, que dice es como nosotros y nos entiende.

    Recordó que desde ayer la cúpula del partido, a través, de un tuit respaldó a Trump y todo parece indicar que trataran de reconstruir un partido que está muy destruido. En un país dividido existe la rebelión contra las cúpulas políticas y sus lazos con la élite economía también del lado del partido demócrata, como lo demuestra el triunfo de Sanders ayer martes, que logro empujar la ideología del partido mucho más a la izquierda, concluyó.  

            

Categoria: