*

El jurista Diego Valadés Ríos urge a reglamentar gobiernos de coalición 

Sergio Perdomo, reportero
  • México.- Diego Valadés, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, urgió a reglamentar los gobiernos de coalición, porque “no se les puede dar una carta en blanco”.

    Indico que es necesario que los partidos que buscan conformar un gobierno de coalición determinen como van a constituir el programa compartido, los mecanismos de supervisión, que actores son los que van a participar y que responsabilidad van a tener ante el Congreso.

    Manifestó que si no se reglamentan los gobiernos de coalición se corre el riesgo de que operen en sentido inverso a la democracia.

    “El país siempre requiere de liderazgos democráticos, pero al lado de los liderazgos democráticos se requieren instituciones democráticas y en México no hemos construido todavía estas instituciones democráticas. El gobierno de coalición es ya una primera fase, pero mientras no esté reglamentada puede también dar lugar a que opere en sentido inverso a la democracia.

    “El principio de la democracia es que gobierna la mayoría pero controla la minoría y no se han construido los controles para que la minoría se cerciore de que la mayoría no siga actuando de una manera que puede llegar incluso arbitraria”.

    Señaló si el Frente Ciudadano por México, conformado por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, se queda en el ámbito de un mero proyecto electoral y no deriva en un gobierno de coalición y tampoco trasciende a un gobierno de gabinete, será contraproducente.

    Al participar en la presentación del libro ¿Un gobierno de gabinete o de Coalición para México?, organizada por la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, Valadés Ríos insistió en que si el gobierno de coalición no se implementa debidamente y carece de reglamentación, como hasta ahora, puede ser contraproducente y resultar en una nueva “hegemonía”.

    Sobre la segunda vuelta electoral, el jurista Diego Valadés lamento que se haya dejado pasar la oportunidad de que se hubiera establecido para las elecciones del 2018. 

    “Yo abogue por una segunda vuelta como una forma de legitimización necesaria para evadir o eludir un proceso que puede ser muy desgastante de carácter litigioso-electoral después de las elecciones”, argumento.

Categoria: