*

El cáncer de próstata, principal causa de muerte en los hombres; Sylvana Beltrones

Sergio Perdomo, reportero
Cámara de Diputados
  • México.- La secretaria de la Comisión de Salud, Sylvana Beltrones Sánchez (PRI), sostuvo que el cáncer de próstata es la principal causa de muerte en los hombres, y consideró necesario generar una mesa de diálogo con especialistas, investigadores, organizaciones civiles, pacientes y legisladores,  a fin de crear mecanismos que contribuyan a reducir este padecimiento.

    Es responsabilidad del Congreso impulsar reformas que mejoren la atención médica y la detección temprana de cualquier tipo de cáncer, precisó.

    “Los retos aún son muchos: formar especialistas oncólogos, reducir los costos de medicamentos, contar con clínicas de cáncer en todo el país, disminuir tiempos de espera entre diagnóstico y tratamiento, ya que esos meses son cruciales en el crecimiento de un tumor”.

    Afirmó que es fundamental contar con una estrategia nacional de cáncer de próstata, a fin de garantizar el acceso a la prevención, detección oportuna y tratamiento integral de la población masculina en México.

    Consideró oportuno crear una cultura de prevención porque hay hombres que “prefieren hacer caso omiso a su salud, que enfrentar una revisión”, lo cual eleva la prevalencia de mortalidad, ya que cuando son detectados están en etapas avanzadas.

    Beltrones Sánchez recordó que la Comisión de Salud estableció el Registro Nacional de Cáncer para tener un panorama real de la enfermedad y, a su vez, redireccionar recursos de una manera específica para atender este mal.

    La secretaría de la Comisión de Salud, Teresa de Jesús Lizárraga Figueroa (PAN), sostuvo que actualmente no existen recursos y una política integral orientada a atender el cáncer de próstata, lo cual es preocupante pues esta enfermedad genera cerca de 7 mil muertes al año.

    Añadió que este padecimiento tiene mayor prevalencia y mortalidad en los estados con mayor pobreza, por lo que consideró oportuno crear un registro general de cáncer, que permita integrar  toda la información y, a partir de ello, definir el presupuesto para la materia.

    “Hay 13.6 millones de hombres entre los 45 y 75 años, de los cuales 9.5 millones tienen 50 años; de ellos, el tres por ciento es probable que desarrolle este cáncer. De ahí la importancia de subir en la tabla de salud reproductiva este padecimiento”.

    Lizárraga Figueroa indicó que el presupuesto para el sector de salud tuvo un retroceso, pues sólo se logró una variación nominal de 739 millones de pesos; por ello, planteó la necesidad de blindar los recursos para este rubro con el objetivo de evitar que se modifique lo proyectado por la Cámara de Diputados.

    “Debemos luchar para que el presupuesto permita atender a más personas, porque en la medida que se detecte oportunamente se logrará optimizar los recursos”.

    Abelardo Meneses García, director general del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), expuso que el cáncer junto con las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, generan cerca del 70 por ciento de la mortalidad del país.

    “Esto podría ser revertido, pues estas enfermedades dan la posibilidad de atender con una intervención oportuna”, afirmó.

    Apuntó que 7 de cada 10 de personas que padecen cáncer de próstata llegan a las instituciones en etapas avanzadas, por lo que solicitó a los legisladores establecer que se capacite a los médicos en materia de oncología, a fin de generar diagnósticos oportunos.

    Además, continuar con las campañas que eviten el consumo del tabaco, ya que este contribuye a desarrollar el cáncer de próstata; asimismo, brindar mayor presupuesto para realizar tamizajes, compra de medicamentos e impulsar los cuidados paliativos.

    Fernando Meneses, representante de la Unidad Coordinadora de Vinculación y Participación Social de la Secretaría de Salud, señaló que se trabaja de manera intensa para tener una norma oficial que regule la actividad de prevención, tratamiento, diagnóstico y detección temprana, tanto del crecimiento prostático benigno como del cáncer de próstata, la cual se espera que se publique próximamente en el Diario Oficial de la Federación. 

    Sostuvo que se requiere presupuesto para el Programa de Detección Oportuna de Crecimiento  Prostático Benigno, al que es necesario destinarle 75 millones de pesos por año, para ayudar a detectar y reducir, por lo menos, 10 por ciento  de los casos de cáncer de próstata anualmente.

    También destacó la importancia del Registro Nacional de Cáncer, que concentrará todos los tipos de cáncer que se registren en México y que operan en Yucatán y Jalisco con muy buenos resultados, por lo que se requiere presupuesto para instrumentarlo a nivel país.

    Manuel Cervantes Ocampo, coordinador de Atención Integral a la Salud del Primer Nivel del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó que esta unidad médica atiende a cerca de 20 mil 924 pacientes de cáncer de próstata y que diariamente detectan 15 casos nuevos.

    Detalló que  por cada caso diagnosticado, la institución gasta 47 mil 336 pesos por anuales, además de los impactos financieros por los  días perdidos por incapacidad; por ello, apuntó, es fundamental fomentar la revisión rutinaria, que involucre a los tres niveles de atención, y concientizar a los pacientes para que cambien hábitos, usos y paradigmas arraigados en la población respecto a la revisión médica.

    Alfonso de Silva Gutiérrez, presidente del Consejo Nacional Mexicano de Urología A.C. (CONAMEU), mencionó que se deben realizar sean campañas bien estructuradas de concientización, que puedan ofertar mayores recursos para la atención oportuna, la información y el conocimiento para el cuidado de los hombres.

     Estimó que si se logra poner al cáncer de próstata en la agenda diaria  de salud y aterrizar los recursos necesarios y etiquetados específicamente para lograr los objetivos, “ganamos todos y gana México”.   

    Samuel Rivera Rivera, presidente de la Sociedad Mexicana de Oncología, señaló que esta enfermedad es heterogénea, es decir, que representa múltiples padecimientos a través de su evolución.   

    En países europeos o Estados Unidos, aproximadamente, uno de cada 10 pacientes va a tener enfermedad avanzada y,  en México, de 4 a 7 pacientes. Por ello, consideró que se debe pensar en una mayor educación del cuidado de la salud e incluir la materia de oncología en las escuelas.

    Mayra Galindo Leal, directora general de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer, enfatizó que los esfuerzos de comunicación y abordaje del padecimiento deben contar con perspectiva de género que permita empoderar a los hombres para que sean responsables de su salud y acudan de manera regular con el urólogo.

    Resaltó que una política pública nacional debe considerar tratamiento, cuidados paliativos y rehabilitación física y emocional. Para lograr la reducción de los índices de mortalidad por esta enfermedad, es necesario coordinar esfuerzos colegiados entre autoridades, legisladores, sociedades médicas y organizaciones de la sociedad civil y homologar protocolos, guías de tratamiento y cuadros básicos.    

    Edith Pérez, representante de la asociación civil Pro Oncología y Calidad de Vida (Pro Oncavi) indicó que el manejo del cáncer de próstata, debe ser cuidadoso porque las bromas pueden llegar a ser tan nefastas que los hombres interrumpen su tratamiento; además, se debe trabajar con las esposas para quitarles la idea que son madres de sus maridos y explicarles que ellos tendrán que ser autoresponsables de su  cuidadado médico.

     

Categoria: