*

Denuncian despilfarro de recursos públicos por parte del Ayuntamiento de Tulum, detectan facturas apócrifas

Jorge Sánchez, reportero
Enfoque Noticias
  • Quintana Roo.- Un despilfarro millonario de recursos públicos ejerció en 2017 el Ayuntamiento de Tulum, que preside la priista Romalda Dzul Caamal, que va desde la compra de artículos deportivos hasta tacos de guisado a precios estratosféricos, en pagos a una compañía fantasma, denunciaron servidores públicos del municipio y  el Diputado independiente, Juan Vallejo Ortiz.

    El presidente de la Comisión de Desarrollo Rural y Pesca del Congreso de Quintana Roo, informó que de acuerdo a denuncias de trabajadores administrativos del Ayuntamiento de Tulum, “para ocultar los despilfarros la alcaldesa pagó más de 14 millones de pesos a una empresa consultora para que pusiera en orden sus manuales de procedimientos y unifique procesos administrativos al interior de su gestión municipal”, sostuvo al explicar que los  montos ejercidos salieron del Capítulo 3000 del Presupuesto de Egresos de Tulum correspondiente al ejercicio fiscal 2017.

    Los denunciantes señalan que las Facturas, exhiben el derroche de dinero público por parte de la edil, como sucedió el 30 de agosto de 2017, cuando pagó por adelantado en una sola exhibición la cantidad de un millón 392 mil pesos por 10 mil paquetes de cinco tacos de guisados cada uno, que incluían salsa, aderezos, servilletas, cubiertos y platos, para la celebración del 15 de septiembre.

    Cada paquete de cinco tacos costó alrededor de 140 pesos y fue pagado a una proveedora de nombre Rosa Yasmín Perera Aguilar, con domicilio fiscal en calle 137, entre 46 C y 48, número 222, colonia Serapio Rendón en Mérida, Yucatán, inmueble que se encuentra abandonado.

    Detallan que a dicho contribuyente el Gobierno de Romalda Dzul le consumió distintos productos y servicios por 5 millones 818 mil 578 pesos con 59 centavos en 2017, entre los que se incluyen eventos como el Día del Niño que tuvo un valor de un millón 496 mil pesos, o la celebración del Día del Maestro, para la cual erogó poco más de 734 mil pesos provenientes del erario público.

    También, gastó 307 mil 400 pesos en la adquisición de balones, medallas y trofeos, por encima de su valor, como sucedió, por ejemplo, con un balón marca Molten cuyo precio en una tienda deportiva es de 361 pesos y la comuna tulumnense lo compró a 625 pesos, es decir, casi dos veces su valor.

    En tanto, Dzul Caamal contrató a la compañía Mac Consultores Fiscales y Legales SC, con sede en calle Calcetoc, lote 87, súper manzana 50 de Cancún, para que llevara a cabo la evaluación de ‘Homogeinación de Procesos y Reglamentación Institucional’.

    En teoría, dicho estudio sirve para interrelacionar a las diversas dependencias para que cuenten con planes de desarrollo eficientes entre cada una de las áreas, en las que tengan además un manual de procedimientos administrativos; es decir, que conozcan las facultades y alcances de cada dirección.

    Ocho instancias municipales fueron incluidas en la evaluación, para lo que fueron desembolsados un millón 755 mil 170 pesos por cada una de ellas, para un total de 14 millones 41 mil 360 pesos.

    El global de lo invertido en estos gastos durante 2017, es de 19 millones 859 mil 938 pesos con 60 centavos, lo que significa casi una cuarta parte del ramo 3000 referente a Servicios Generales del presupuesto del Ayuntamiento de Tulum, que en 2017 fue de 74 millones de pesos.

    Los denunciantes demandan una auditoría al Ayuntamiento para demostrar la existencia de empresas fantasma que cobraron servicios con cargos elevados al erario público.

     

     

    OS/ 

Categoria: