*

Crean implante coclear basado en la luz y probado en roedores

Enfoque Noticias
EFE
  • Madrid.- Un nuevo implante coclear basado en la luz se ha mostrado útil para restaurar las respuestas auditivas en un tipo de roedores, lo que podría servir de base para una nueva generación de implantes que transmitan los sonidos con mayor precisión que los dispositivos tradicionales.

    El estudio proporcionó una prueba de concepto (que sirve para verificar que una teoría puede ser explotada de manera útil) de que la combinación de estimulación óptica con la manipulación genética puede restaurar la percepción del sonido.

    El equipo, liderado por Christian Wroberl de la Universidad alemana de Gotinga, empleó la optogenética, método que combina métodos ópticos y genéticos, para realizar su experimento que publica hoy Science Translational Medicine.

    En el mundo hay unos 360 millones de persona con discapacidad auditiva y los implantes cocleares tradicionales pueden recuperar la capacidad de oír de muchos de ellos estimulando las células del oído con señales eléctricas.

    Sin embargo, la capacidad de esos aparatos de transducir (transformar un tipo de señal en otro) el sonido en ambientes ruidosos puede verse obstaculizada.

    Los expertos diseñaron un implante coclear basado en la luz que "podría potencialmente producir una estimulación espacialmente precisa de las células del oído", señala el estudio.

    Los experimentos se realizaron en gerbilinos (roedores) adultos cuya cóclea es más grande que la de otros roedores y detecta las frecuencias más bajas que una persona escucharía.

    Los animales fueron entrenados para saltar un obstáculo tras escuchar una alarma y después los científicos les inyectaron un virus con un gen capaz de codificar un canal de iones sensible a la luz en la cóclea, para permitir que sus neuronas en esa zona fueran activadas por la luz.

    Además implantaron en la cóclea de los roedores fibra óptica para emitir señales luminosas, explica el estudio.

    Los gerbilinos con ese implante saltaban el obstáculo cuando las células de la cóclea eran estimuladas con un luz azul en lugar de con la alarma, "lo que sugiere que los animales registraban la estimulación lumínica como un sonido".

    En una prueba posterior, los autores indujeron la sordera en un grupo de roedores que llevaban el implante y constataron que aunque esos gerbilinos no podían ya escuchar la alarma, seguían saltando el obstáculo al ser sometidos a un estimulación óptica, "lo que indica que el implante recuperó con éxito la respuesta auditiva en los animales". 

Categoria: