*

Consigue la PGJ capitalina prisión preventiva oficiosa contra dos sujetos involucrados en robo a una tienda de convivencia

Jorge Sánchez, reportero
  • Ciudad de México.- La Procuraduría General de Justicia capitalina aportó los datos de prueba que permitieron a un Juez de Control imponer la prisión preventiva oficiosa a dos hombres, quienes con otros sujetos presuntamente robaron mercancía de una tienda de conveniencia para depositarla en una camioneta en la que pretendían huir, en la colonia El Prado, delegación Iztapalapa, informó en conferencia de prensa el Fiscal Desconcentrado de Investigación en Iztapalapa, Guillermo Luna Méndez.

    Durante la audiencia inicial el juzgador aceptó la duplicidad del término constitucional, y se busca vincularlos a proceso por los delitos de privación de la libertad en su modalidad de secuestro exprés y robo calificado en pandilla.

    En el expediente de este caso se detalla que el 17 de noviembre, alrededor de las 03:30 horas, policías preventivos recibieron una alerta de que en el negocio referido se cometía un ilícito, por lo que al llegar se percataron de que ocho hombres salieron corriendo del lugar y efectuaron algunos disparos.

    Sin embargo, los elementos policiacos lograron dar alcance a dos de ellos, a quienes encontraron en poder de una réplica de arma de fuego. Asimismo, aseguraron una camioneta Dodge, tipo Durango, color gris, estacionada afuera de la tienda, donde se localizó mercancía que habían robado.

    Luna Méndez detalló que tres empleados reconocieron plenamente a los imputados como los mismos que los amarraron y encerraron en la bodega del establecimiento, los hombres, los productos robados y la réplica de arma de fuego quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Coordinación Territorial en Iztapalapa 8, donde se inició la indagatoria correspondiente.

    Tras recabar testimonios de los afectados, se supo que cuando los agraviados permanecían amarrados con los cordones de sus propios gafetes, los sujetos usaban un soplete para intentar robar el dinero de un cajero automático localizado al interior de la tienda de conveniencia, hasta que uno de los agresores advirtió a los demás de que se aproximaba una patrulla, por lo que emprendieron la huida.

    El funcionario explicó que agentes de la Policía de Investigación (PDI) realizan trabajos de campo y gabinete para localizar a los cómplices que huyeron y someterlos a proceso penal.

    De encontrarse penalmente responsables, los acusados podrías ser acreedores a una pena de hasta 90 años de prisión por el delito de privación de la libertad en su modalidad de secuestro exprés, mientras que por el robo calificado en pandilla, la pena podría ser de hasta 24 años de prisión.

     

     

     

     

Categoria: