*

CDHCDMX emite recomendación por mal servicio en hospitales y clínicas del sector salud capitalino

Jorge Sánchez, reportero
CDHCDMX

Foto: CDHCDMX 

  • Ciudad de México.- Ante el cúmulo de denuncias por mal servicio en el sector salud del gobierno de la Ciudad de México, la Comisión de Derechos Humanos de la capitalina, emito dos recomendaciones a la autoridad responsable.

    La Ombudsman Perla Gómez, informó que se emitieron las recomendaciones  6 y 7 de 2017 a la Secretaría de Salud capitalina como autoridad responsable, por mala práctica e inadecuada atención médica a personas usuarias de los servicios de salud y por violencia obstétrica, respectivamente.

    En el caso de la Recomendación 6/2017, la mala práctica médica derivó en la afectación a la integridad personal de las y los usuarios, causándoles daños físicos u orgánicos irreversibles y, en un caso, la pérdida de la vida, informó la presidenta del organismo defensor de derechos humanos.

    De acuerdo a la investigación efectuada se determinó la violación a los derechos humanos a la salud, a la integridad y a la vida.

    Al presentar ambos documentos, dijo que las violaciones a derechos humanos en este instrumento corresponden a ocho expedientes de queja registrados del año 2010 a la fecha, en agravio de igual número de personas, entre ellos dos menores de 17 y nueve años de edad.

    Los hechos involucran a los hospitales generales "Dr. Enrique Cabrera", Balbuena, Tláhuac, "Dr. Rubén Leñero", Xoco; Materno Pediátrico Xochimilco, y de Especialidades “Dr. Belisario Domínguez”.

    La Comisión identificó que las violaciones a los derechos humanos ocurrieron por diversas causas, entre ellas, dilación en la atención o en los procedimientos de diagnóstico de las enfermedades y lesiones de las personas agraviadas.

    Además, omisión en realizar los estudios necesarios para la emisión de un diagnóstico integral o practicar los procedimientos quirúrgicos pertinentes.

    Las violaciones también ocurrieron por la falta de disponibilidad de materiales, equipo instrumental y aparatos necesarios para la adecuada, oportuna y eficaz atención médica.

    Tales circunstancias ocasionaron afectaciones irreversibles en la salud de dichas personas al perder órganos vitales, movilidad en tobillos, pérdida de dedos de una mano y en una de ellas, pérdida de la vida.

    La Doctora Gómez, destacó que en dos casos se constató que durante los procedimientos realizados se dejó material quirúrgico o de curación al interior de los cuerpos de las personas agraviadas, lo cual provocó afectaciones a la salud.

    También derivó en daños y perjuicios económicos ante la imposibilidad de laborar, pagar servicios médicos privados para su valoración y estudios clínicos, a fin de determinarse el procedimiento quirúrgico al que nuevamente deberían ser sometidas para tratar de estabilizar su estado de su salud.

    Dijo que las servidoras y servidores públicos que desempeñan sus funciones en las unidades hospitalarias en cuestión, son responsables directos de sus acciones u omisiones relacionadas con los servicios médicos que brindan, así como del trato y la información que proporcionan a las personas usuarias y sus familiares.

    Sin embargo, la Secretaría de Salud local es responsable institucionalmente de garantizar el nivel más alto de atención en términos de accesibilidad, calidad, disponibilidad y aceptabilidad de los servicios médicos que se prestan.

    Ante ello, se solicitó indemnización integral a las personas agraviadas por concepto de daño material e inmaterial, considerando la situación específica de cada caso, acceso a programas sociales, atención médica y psicológica, además que formule una disculpa y reconocimiento de responsabilidad de los hechos, entre otros.

    Respecto a la Recomendación 7/2017, la presidenta de la CDH-CDMX explicó que está relacionada con casos de violencia obstétrica, a partir de cinco expedientes de queja registrados por el organismo entre los años 2015 y 2016.

    En las quejas, las mujeres recibieron atención médica prenatal y cursaban embarazos sin complicaciones aparentes.

    Sin embargo, fueron víctimas de violación a sus derechos humanos durante el parto o puerperio en su atención en un Centro de Salud de Cuajimalpa, el Hospital General "Dr. Enrique Cabrera", y los hospitales Materno Infantil Magdalena Contreras y Tláhuac, donde acudieron para recibir los servicios médicos que requerían dado su estado de gravidez.

    Se determinó la violación al derecho de las mujeres a una vida libre de violencia en el ámbito de la salud pública, durante el embarazo, parto y puerperio; al disfrute del más alto nivel posible de salud de la mujer durante dichas etapas, en relación con el derecho a la vida, y al derecho a la integridad personal.

    Al igual que en la Recomendación 6/2017, dijo, se identificaron deficiencias que generaron una prestación inadecuada de los servicios de salud y retraso en la atención de mujeres durante el parto, lo que ocasionó que una mujer y tres productos de la gestación fallecieran, así como la afectación a la integridad de un recién nacido.

    Por lo anterior, enfatizó la CDHDF, resulta apremiante que las servidoras y servidores públicos adscritos a las diversas áreas de la Secretaría de Salud que prestan servicios de atención médica a las personas, desempeñen sus funciones con la mayor diligencia y atención posible.

    La Recomendación 7/2017 consta de ocho puntos que incluyen la implementación de las acciones encaminadas a brindar una mejor atención a mujeres durante el embarazo, parto y puerperio.

    También se recomienda que en el Presupuesto Anual 2018 de la Secretaría de Salud capitalina se incluyan los recursos necesarios para cumplir cabalmente con las recomendaciones y medidas de no repetición.

     

Categoria: