*

Buscan reintroducir perrito de la pradera a hábitat en noreste del país

Enfoque Noticias
Notimex
  • Monterrey.- El perrito de la pradera, antiguamente se encontraba en el estado de Zacatecas, pero desapareció, razón por lo cual ahora se trabaja para reintroducirlo a su hábitat natural, pues es clave para la conservación de pastizales.

    La especie única llamada Cynomys mexicanus, mejor conocida como perrito de la pradera, sólo habita en los estados de Coahuila, Nuevo León y San Luis Potosí, y antes también en Zacatecas.

    El director de Fauna en el Museo del Desierto (Mude) en Saltillo, Coahuila, Fernando Toledo González, resaltó que en la actualidad trabajan con varias especies que están en la Norma Oficial Mexicana y que son prioritarias de la conservación, y uno de ellas es esta especie endémica del noreste de México.

    Los programas que se están trabajando son para la reintroducción del perrito de la pradera en Zacatecas, resaltó.

    Explicó que actualmente ya se hizo, “no es algo que hayamos hecho nosotros directamente, lo hizo una asociación civil, pero nosotros vamos hacerlo también próximamente, somos los pioneros, los únicos en México que reproducimos esta especie fuera de su hábitat”.

    Detalló que el año antepasado se aplicó un estudio de genético a esta especie que arrojó que son muy viables para regresar a vida libre, “no tienen problemas genéticos, por lo que vamos a empezar con un grupo de aquí para reintroducir a vida silvestre”.

    Precisó que se trata todavía de un proyecto que está en borrador, “pues como todos los proyectos necesitamos fondos, somos una asociación civil, buscar un patrocinador o hacer un proyecto para buscar fondos con diferentes instituciones”.

    “Yo espero que podamos hacerlo el año que entra y poder aterrizar el proyecto de reintroducción del perrito de la pradera mexicana”, precisó.

    Detalló que carecen de un número exacto de su población en la región, pero reconoció que con los años, su presencia ha disminuido, aunque todavía hay en vida silvestre.

    Explicó que una de las razones de su baja presencia, obedece a que anteriormente existían muchos y eso generaba problemas a los agricultores y ganaderos.

    “Había mucha competencia entre los agricultores, ganaderos y los perritos y –los primeros- pensaban que el perrito se comía el pasto bajo, que echaban a perder la tierra, pero el perrito ayuda a contar con pastizales sanos”, mencionó.

    Expresó que ahora está comprobado que el perrito ayuda a que crezcan los pastizales sanos.

    Refirió que los perritos de la pradera no permiten que crezca vegetación alta, sobre todo están controlando el crecimiento del mezquite bajo, “no dejan que crezcan y se llene todo de mezquite” lo cual permite la presencia de pasto para que el ganado esté comiendo.

    De esta forma, subrayó, los perritos mantienen el terreno con toda la vegetación alta, principalmente con mezquite bajo, prácticamente no dejan que crezcan, “además está creciendo pasto, y ese pasto se está renovando constantemente”.

    El especialista declaró que además, la presencia de los perritos de la pradera en su hábitat, ayudan a la captación de agua, pues hacen túneles, y cuando llueve, “el agua se mete a esos túneles y entonces el agua se está quedando ahí y ayuda a que no haya erosión”.

    Subrayó que es una especie clave para la conservación, en este caso de pastizales, pues “el pastizal es uno delos ecosistemas más vulnerables para el país, y esta especie está contribuyendo a su conservación natural”.

Categoria: