*

Barra México 2018, nos lleva al cielo y supera expectativas

Martín Carmona
Enfoque

Foto: Martín Carmona 

  • México.- Fue un encuentro personal y directo con Baco, aquel que los romanos tenían como el dios del vino y la danza, fue tan personal que por momentos los frescos y novedosos cocteles a base de wisky, mezcal, tequila o el pisco peruano me confirmaron como uno de sus más fieles súbditos.

    Durante todo el domingo ahí en el templo de adoración en que se convirtió Barra México todos y cada uno de los asistentes nos llenamos de alegría -nunca vi a nadie enojado- “pues cómo va a ser” me dijo un colega “hoy debemos celebrar porque vamos a saborear y degustar lo mejor de la industria de destilados premium a nivel mundial”. 

    Es la cuarta edición de este denominado “bar show” donde participan unos 165 expositores y más de 4 mil marcas y es que está tan bien organizados que seguro serán muchos años más.   No hubo un momento de aburrimiento, por igual se puede tomar una conferencia para salvar a la Vaquita Marina o sobre el futuro del icónico coctel “Martini”, tampoco hubo tiempo de sentir sed a pesar del calor tan intenso, una parada en el stand del Perú para probar el pisco que presumen sus promotores, solamente en ese país se da la uva negra para su elaboración. Una más por un “coctelito” con algodón de azúcar de ginebra inglesa Boodles, -uuff- vaya combinación tan más agradable.

    Uno a unos los grupos de fieles buscadores de experiencias etílicas interactuaban y se dejaban sorprender por los más reconocidos bartenders y mixólogos, por ejemplo, ahí estaba Adrian Evans quien sorprendió a los asistentes con Retro Odyssey, un trago elaborado con Tequila Casa Dragones Blanco, Ancho Reyes, piña, chile habanero, maracuya, infusión de ginger orgánico con agua de coco, jugo de limón italiano, bitters de pomelo y miel de agave, el cual -sin duda- será básico durante el verano.

    Mención aparte merece la empresa Sin Rival Destilados, una “start up” de unos jóvenes chilangos que decidieron mezclar café y alcohol, el resultado "Corajito" bebida con la que competirán de tú a tú contra los grandes que tienen años dominando el mercado de los digestivos. Aún así ellos tienen confianza “es un proyecto sustentable, se compra el café al agricultor, se hacen muchas partes del proceso de manera manual y esa combinación nos dará buenos resultados”, comentó su director Mauricio Castellanos.

    Barra México en esta ocasión abrió sus puertas a 20 productores tradicionales de cerveza, pulque, mezcal y hasta wisky poblano elaborado a base de maíz mixtecto.

    La tarde cayó y los adoradores de Baco buscamos la salida, era momento de reflexión, de repasar los aromas y sabores probados en ese templo sagrado, pero antes había que cerrar con broche de oro y la mejor forma de despedirnos de Barra México fue con un coctel al puro estilo romano el   “Negroni” elaborado con Campari, Cinzano Rosso y Bulldog.

Categoria: