*

Ayuno, cuando el cuerpo trabaja “sin gasolina”

Enfoque Noticias
Notimex
  • México.- Ayunar es para el cuerpo lo mismo que dejar sin gasolina un automóvil. Nuestro cerebro es el centro de mando, y para desarrollar su trabajo requiere de glucosa, azúcar en la sangre que se obtiene principalmente del primer alimento en el día.

    Para realizar cualquier función o acción del organismo se requiere de energía, y ésta no se obtiene si la persona se abstiene de ingerir alimentos -voluntaria o involuntariamente- ya sea por las prisas de llegar al trabajo o a la escuela, por querer perder peso o hasta por temas religiosos.

    Dejar de comer por más de seis horas cuando se está despierto, puede considerarse ayuno, y esto puede suceder en cualquier momento del día, aunque se identifica más con la omisión del desayuno. 

    Al saltarse el desayuno, el cuerpo empieza a consumir la glucosa que el cerebro necesita y si esta práctica es constante puede haber daño neuronal irreversible.

    Lo primero que ocurre es que disminuye la capacidad para concentrarse y memorizar, tanto en niños como en adultos.

    “En niños puede haber una dificultad en procesos cognitivos, como el aprendizaje, el memorizar algunas cuestiones, entonces tenemos niños que tal vez van a la escuela sin desayunar y tienen problemas en la escuela”, indicó el nutriólogo del Hospital Juárez de México, Salvador Ortiz Gutiérrez.

     

Categoria: