*

Atención oportuna a bebés prematuros para evitar pérdida de la vista

Enfoque Noticias
Notimex
  • México.- La jefa de Oftalmología del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Claudia Hernández Galván, indicó que los bebés que nacen con un peso menor a un kilo 750 gramos o a las 34 semanas de gestación pueden sufrir retinopatía de la prematurez.

    Dicho diagnóstico corresponde a una alteración vascular de la retina inmadura que los pone en riesgo de quedar ciegos al no recibir atención oportuna, explicó la especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en un comunicado.

    En cuanto al tratamiento, señaló que se realiza mediante ablación de retina con láser o crioterapia, de acuerdo con el grado de la enfermedad y con la cantidad de retina que no completó su desarrollo.

    Destacó que la única forma de prevenir la retinopatía de la prematurez, es a través del tamizaje, es decir, que el bebé sea revisado por un oftalmólogo en la cuarta semana de vida, cuando presente algunos factores de riesgo.

    Entre ellos, enumeró el inadecuado apego al control prenatal -preclampsia-, infección en vías urinarias, asociada a higiene inadecuada y ropa ajustada, y embarazos múltiples, por mencionar algunos.

    La doctora advirtió que si no se realiza la detección, el recién nacido puede no ser diagnosticado y desarrollar la enfermedad en pocos días, lo que provocaría el desprendimiento de la retina y posteriormente la ceguera.

    Asimismo, Hernández Galván comentó que una vez diagnosticada la pérdida de la vista por retinopatía de la prematurez, no existe probabilidad de recuperarla.

    Por último, resaltó que la Unidad Médica de Alta Especialidad atiende en promedio 200 casos al año de este padecimiento oftalmológico, de los cuales, 98 por ciento evoluciona de manera satisfactoria. 

Categoria: