*

Arzobispo de Morelia no cierra la posibilidad a que la Iglesia reciba a líderes criminales

Enfoque Noticias
Agencias

Foto: Archivo 

  • Michoacán.- El arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, no cerró la posibilidad a que en Michoacán líderes criminales se acerquen a la Iglesia para pedir perdón o la confesión, incluso a que se de una reunión como sucedió con Salvador Rangel Mendoza, obispo de Chilpancingo, Guerrero, y un presunto capo.

    Aunque en la entidad no se vive la misma situación en materia de violencia en el marco del proceso electoral que en el estado vecino, si se presentara el tema no cerrarían las puertas a quienes se quieran acercar.

    “En alguna ocasión ya les he comentado, si un delincuente viene y se acerca a la Iglesia a buscar el perdón, a buscar la confesión, a buscar acercarse lo vamos a recibir siempre, si vienen en un contexto de acercamiento de poder aportar para la paz vamos a buscar la forma de atenderlo”, aseguró el arzobispo.

    Monseñor Garfias Merlos insistió en que Salvador Rangel Mendoza cuenta con todo el apoyo de los obispos de México y durante la Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano que sostuvieron hace unos días, no se le llamó la atención.

     

     

Categoria: