*

Afirma la PGJ actuar conforme a derecho en caso del feminicidio registrado en CU

Jorge Sánchez, reportero
  • México.- El Subprocurador de Averiguaciones Prevías Centrales, Marco Enrique Reyes Peña, informó que con relación a la decisión judicial emitida por la Quinta Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, referente a los hechos ocurridos en Ciudad Universitaria el día 3 de mayo del año en curso, la Procuraduría General de Justicia capitalina actuó conforme a derecho.

    El funcionario explicó que desde el momento que tuvo conocimiento del fallecimiento de una persona del sexo femenino en las instalaciones de Ciudad Universitaria, inició el expediente respectivo, aplicando desde su primera intervención el protocolo de investigación para el delito de feminicidio, por lo que los actos realizados para el esclarecimiento de los hechos, se hicieron con perspectiva de género, agotando todas las líneas de investigación que arrojaran información objetiva, a fin de determinar si eran constitutivos de delito y si había datos de prueba para atribuirlos a alguna persona, así como su forma de intervención.

    Indicó que confirne a las reglas y principios del nuevo sistema procesal penal acusatorio, las víctimas indirectas tuvieron la posibilidad de aportar los datos y medios de prueba que consideraron pertinentes para fortalecer la investigación y se les respetó su derecho a contar con un asesor jurídico y de defensa, lo cual contribuyó para que el Ministerio Público pudiera determinar el ejercicio de la acción penal, al reunirse los requisitos establecidos en el artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y en el diverso 141 del Código Nacional de Procedimientos Penales, concretando dicho ejercicio por el delito de homicidio doloso.

    Lo anterior motivó la intervención de un juez de control, quien consideró que con los datos de prueba aportados por el Ministerio Público era procedente librar una orden de aprehensión por la conducta señalada por la representación social.

    El Subprocurador sostuvo que la investigación realizada fue eficiente, exhaustiva, profesional, imparcial y con pleno respeto a los derechos humanos.

    Detalló que una vez que se dio cumplimiento a la orden de aprehensión, el Ministerio Público formuló la imputación correspondiente y en el plazo constitucional el juzgador dictó el auto de vinculación a proceso por el delito de homicidio doloso, lo que confirmó la actuación legal y exhaustiva del Ministerio Público, pues además de que la persona a quien se le atribuyó la probable intervención en el delito quedaba sujeto a la jurisdicción del juez de control y sometido a la fase de investigación complementaria, también se le decretó como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa, lo cual significa que los datos de prueba aportados acreditaron en ese momento la conducta de homicidio doloso.

    En esa etapa procesal, la imputación hecha por el Ministerio Público fue confirmada por la autoridad judicial, tanto al dictar la orden de aprehensión como el auto de vinculación a proceso.

    Asimismo, en ejercicio de su derecho, las víctimas promovieron el recurso de apelación en contra de la resolución del juez, donde dictó auto de vinculación a proceso, teniendo como principal argumento la reclasificación del delito de homicidio doloso por omisión impropia, a feminicidio agravado, el cual fue declarado fundado.

    La decisión judicial mencionada, se emitió conforme a las atribuciones que la ley le otorga a la autoridad judicial, pero es de resaltarse que ésta tuvo como base el mismo material probatorio recabado por el Ministerio Público, el cual fue valorado por el Juez de Control, tanto al dictar la orden de aprehensión, como el referido auto de vinculación a proceso.

    Marco Enrique Reyes, señaló que la autoridad ministerial, respetuosa de la decisión judicial, en la fase de investigación complementaria, ha apoyado a la representación de las víctimas en la aportación de datos de prueba y aportará los necesarios para fortalecer la pretensión punitiva respecto del delito de feminicidio agravado y, concluida ésta, con fundamento en el artículo 334 del Código Nacional de Procedimientos Penales, en la fase escrita de la etapa intermedia, formulará la acusación correspondiente por el delito de feminicidio agravado, bajo la directriz marcada por la Sala Penal mencionada, mostrando claramente su decisión de mantener la pretensión punitiva.

    Finalmente expresó que la Procuraduría General de Justicia capitalina refrenda su compromiso de cumplir con las tareas de investigación del delito y persecución de los probables intervinientes, observando en todo momento los principios que rigen el sistema procesal penal acusatorio, así como el debido proceso y los demás derechos humanos de las partes.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

Categoria: