*

Adolescentes mexicanos forman parte de estadísticas de contagio de VIH

Enfoque Noticias
Notimex
  • Monterrey.- Los adolescentes mexicanos comienzan a ser parte, cada vez mayor, de las estadísticas de contagio vía sexual del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), en los últimos años.

    Así lo señaló el coordinador de Epidemiología del Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González”, Adrián Camacho Ortiz, quien consideró que ante este panorama es importante implementar dos estrategias de prevención como la educación sexual en casa y el acceso a preservativos.

    “Los adolescentes cada vez se están contagiando más. Por ejemplo, en Nuevo León el inicio de la vida sexual oscila entre los 13 y 14 años de edad, por lo que los temas de sexualidad se deben abordar con la familia, los papás juegan un rol indispensable en aclarar las dudas a los preadolescentes y adolescentes”, dijo.

    El especialista de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) refirió que el uso de preservativo sigue siendo la medida más práctica y universal que existe para la prevención.

    Detalló que de acuerdo con un reporte del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida), en 2012 se presentaron 156 nuevos casos de transmisión de VIH por vía sexual, en un rango de 10 a 19 años de edad.

    Durante la primera mitad de este año, la cifra asciende a 216 nuevos casos diagnosticados, hasta junio de 2017, dijo el infectólogo.

    En 2016, se diagnosticaron 2 mil 141 casos de jóvenes de 15 a 24 años portadores del VIH, el máximo histórico en este grupo de edad, con un 9.8 de incidencia, mencionó.

    En el grupo de edad 20 a 24 años, de los 769 casos registrados durante la primera mitad del año en curso, 762 se encuentran en la categoría de transmisión sexual, es decir, el 99 por ciento.

    De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) infecta a las células del sistema inmunitario, alterando o anulando su función.

    Éste puede transmitirse por relaciones sexuales vaginales, anales u orales con una persona infectada; por transfusión de sangre contaminada o el uso compartido de agujas o instrumentos punzantes; y de madre a hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia.

    Por otra parte, si el VIH no se atiende, la fase más avanzada de esta infección es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (Sida) que en función de la persona, puede tardar de dos a 15 años en manifestarse.

    La persona que padece el Sida puede contraer ciertos tipos de cáncer e infecciones o presentar otras manifestaciones clínicas de gravedad.

    Algunas de las medidas de prevención contra el Sida son las de estar informado acerca de la sexualidad, usar preservativos masculinos y femeninos, reducir el número de parejas con las que se tiene relaciones sexuales y evitar el uso de drogas inyectables, entre otras.

Categoria: