*

Real Madrid enfrentará al Atlético en semifinales de la Champions

Enfoque Noticias
  • NYON, Suiza - Real Madrid y Atlético de Madrid, que dirimieron las finales de la Liga de Campeones 2014 y 2016, se enfrentarán en esta oportunidad en la semifinal en busca de una plaza en Cardiff el próximo 3 de junio, por la que pugnarán en el otro enfrentamiento Mónaco y Juventus. El sorteo celebrado este viernes en la sede de la UEFA en Nyon rechazó la opción de un nuevo enfrentamiento entre los equipos madrileños en el partido definitivo. Tras las correspondientes presentaciones y la intervención del primer ministro de Gales, Carwyn Jones, el exdelantero Ian Rush, embajador de la final que tendrá lugar en el estadio nacional de Cardiff, fue el encargado de ejecutar el sorteo. El Real Madrid fue el primero en salir, y a continuación quedó servido el duelo madrileño en la semifinal, como en la temporada 1958-59, en la que el equipo madridista también salió airoso tras ganar por 2-1 en el desempate jugado en La Romareda con goles de Alfredo di Stéfano y Ferenc Puskas. El equipo de Zinedine Zidane trata de ser el primer equipo que revalida el título continental bajo el formato de Liga de Campeones y el Atlético intentará tomarse la revancha de las dos últimas finales perdidas de forma agónica, la de Lisboa 2014 en la prórroga y la de Milán 2016 en la tanda de penaltis. Esta temporada, en LaLiga Santander el Real Madrid venció por 0-3 en el Vicente Calderón y en la vuelta, en el Bernabéu ambos equipos empataron a un tanto. En esta oportunidad la ida tendrá lugar en el estadio madridista y la vuelta en el Vicente Calderón, como ocurrió en aquella semifinal, en la que el Real ganó 2-1 como local y el Atlético 1-0 en el segundo encuentro. Entonces hubo que recurrir al desempate. El Real Madrid llega a semifinales invicto tras superar en las eliminatorias directas a Nápoles y Bayern Múnich, y el Atlético ha mostrado sus mejores cualidades, con sobriedad, seriedad atrás y eficacia, y ha apeado a Bayer Leverkusen y Leicester. Mónaco, la gran revelación del torneo que inició en la fase previa, y el Juventus, la confirmación del retorno de un gigante, se verán las caras en la otra semifinal. En la temporada 1997-98 ya se encontraron en esta ronda. El equipo italiano ratificó los pronósticos y pasó por un global de 6-4 tras ganar en Turín por 4-1 y perder en Mónaco 3-2. Luego en la final cayó en Amsterdam ante el propio Real Madrid con gol del montenegrino Pedja Mijatovic.