*

Melvin Brown, dispuesto a superar dificultades para entrenar en México

Enfoque Deportes
Notimex
  • México,- El exjugador Melvin Brown tiene claro sus objetivos en su nueva etapa como entrenador, y para eso está capacitado para superar todas las dificultades que suelen existir para cumplir su sueño de desempeñarse en México.

    Si bien el deseo de dirigir está abierto, no solo en México, tras vivir una experiencia con el equipo filial del Melgar de Perú, Brown sabe que contar con una oportunidad para entrenar es más difícil que cuando buscó su sueño de ser futbolista.

    “Como entrenador es más difícil todavía porque en un equipo de futbol entran 20, 23, 25 jugadores teniendo varios torneos, entonces hay muchas oportunidades en 18 equipos de Primera División, muchas más en Ascenso y en categorías inferiores, pero como entrenador nada más tienes un lugar por equipo”, aseveró.

    A pesar de esos inconvenientes, el exjugador de Cruz Azul no duda en conseguir el objetivo trazado de entrenar en Primera División, aunque por lo pronto tiene propuestas para una filial sub 20 en México y otra para estar en el banquillo de una máxima categoría, pero en el futbol centroamericano.

    “Sin duda la meta está establecida, los objetivos los tengo bien fijados, no dudo de que los voy a cumplir, no hay un equipo del que sueñe ser entrenador; ya estoy viviendo de eso, es difícil, me tuve que ir lejos (a Perú), pero tenía que aprovechar esa oportunidad”, comentó.

    En entrevista con Notimex resaltó que está “preparado y más que listo para buscar una oportunidad en una Liga de Ascenso, sabemos que las oportunidades son pequeñas pero vamos a estar ahí observando las propuestas, el currículo cada vez se hace más grande”.

    Una vez que probó el banquillo reconoció que se quedó “con muchas ganas de seguir dirigiendo en Perú, la primera oportunidad que me salga allá yo creo que la voy a tomar y espero hacerlo muy bien”, pues en territorio inca cosechó buenos resultados con el filial del Melgar.

    Respecto a ocupar algún promotor para encontrar una oportunidad de estar en la dirección técnica de un equipo en Primera División de México, entiende que en un momento dado sí se dejará ayudar, en caso de ser necesario.

    “En el futbol, desde el punto de vista de entrenador sí necesitas a alguien (promotor) que te eche la mano, yo hasta el momento no tengo ningún promotor, pero la gente que me habla de Centroamérica sí es por la vía de uno”.

    Agregó: “Yo creo que hay que ver cuáles son las posibilidades que ellos te brindan, si ellos hacen un buen trabajo tú no les puedes negar que son gente necesaria”.

    Brown recordó que “como jugador casi no tuve que trabajar con ellos (promotores) porque casi siempre tenía trabajo, cuando tú juegas no necesitas promotor, el futbol es el que habla mejor de ti, pero estoy abierto. Como jugador tuve en los últimos años promotor y no me sirvió de nada”.

    Insistió que utilizar a un representante tendrá que ser una tarea que deba estudiar, “cuando llegue el momento analizaré los pros y los contras de tener un promotor, pero como todo si hago bien mi trabajo, poco a poco no voy a necesitar de los promotores. Pero vamos a ver cómo será el final de la historia”.

    Si bien tuvo diversos entrenadores en su carrera como defensor, sabe que hoy en día la preparación es diferente y debe estar actualizado, le gusta el sistema alemán, como el de la selección y el Bayern Múnich.

    “Todos los técnicos que tuve en mi carrera marcaron muchas de las pautas que yo estoy desarrollando el día de hoy, mi ‘papá’ José Luis Trejo, Enrique Meza, Javier Aguirre, Ricardo La Volpe, Mario Carrillo, Luis Fernando Tena, Víctor Vucetich, fueron estrategas a los que les aprendí”.

    “Pero esto es actualidad, tienes que estar bien metido, estudiando diario, estar en cursos de capacitación con nuevas metodologías, porque de cuando yo jugaba la verdad ya cambió bastante, son nuevas formas de entrenamiento, nuevas formas de desarrollar un equipo. Me gusta mucho la metodología alemana, donde las transiciones son muy rápidas”, indicó el mundialista en Corea-Japón 2002.