*

"Canelo" quiere "dar el grito" y destronar a Gennady Golovkin

Enfoque Noticias
  • Las Vegas.- La guerra de palabras quedará en el olvido, Saúl "Canelo" Álvarez y el kazajo Gennady Golovkin se pondrán los guantes y solos en el ring definirán quién es el mejor boxeador del momento.

    Y lo harán en una fecha especial para México, en el fin de semana de los festejos por la Independencia, en la que "Canelo" buscará dar un golpe de autoridad, "dar el grito" y demostrar que puede ser el ídolo del momento.

    Una año después de su primer enfrentamiento y luego de cuatro meses de la fecha original para el desempate, ambos pugilistas volverán a encontrarse en la T-Mobile Arena en una pelea que se antoja más emocionante, incluso con olor a nocaut.

    En septiembre de 2017 igualaron y pronto se habló de un desempate que fue pactado para el 5 de mayo, pero dos positivos del "Canelo" por clembuterol en mínimas cantidades, producto del consumo de carne contaminada, provocaron su cancelación.

    Vino después la sanción de seis meses de la Comisión Atlética de Nevada para el mexicano, la negociación para una nueva pelea y su confirmación para el 15 de septiembre, la cual se ha calentado con comentarios de ambos lados.

    Pero todos quedarán en el olvido cuando suban al ring y el kazajo exponga sus títulos de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de supercampeón de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), además de su invicto (38-0-1, 34 KOs).

    Luego de su pelea de 2017, tanto Golovkin como el "Canelo" ya se conocen y sabrán qué modifican para esta pelea, los dos seguros de salir con el brazo en alto y con la advertencia, sobre todo del mexicano, de que saldrán en busca del nocaut desde el inicio, con mayor ritmo de golpes y velocidad que su oponente.

    Los comentarios de Abel Sánchez, entrenador de "GGG", y del monarca mundial respecto al dopaje de Saúl, a quien acusaron de hacer trampa, solo "calentaron" al mexicano, quien dejó en claro que sacará todo su coraje el día de la pelea desde el primer round.

    Pero no será nada sencillo para el tapatío, quien enfrentará a uno de los campeones mundiales más sólidos de la actualidad y que está a un triunfo del récord, pues de salir con el triunfo "GGG" llegará a 21 defensas del cetro medio y superará por una a Bernard Hopkins.

    El enfrentamiento será nuevamente en la T-Mobile Arena, que lucirá repleta, luego de anunciarse boletaje agotado, para un duelo que se perfila como uno de los mejores del año.

    Así, sin un claro favorito y con el kazajo ligeramente arriba en las casas de apuestas, ambos pugilistas están listos para jugarse los títulos mundiales, el cinturón chiapaneco que mandó hacer el CMB, además de la supremacía mundial y ser considerado el mejor libra por libra.